Tapiceando...

tapiceando nace a partir de la idea de enseñar las labores que realizamos y desarrollamos en nuestro lugar de trabajo, con ganas de compartir lo que aprendemos y aprender de otros, lo que nos hace cada día disfrutarlo aun más, reflejando en cada una de nuestras faenas que nos gusta lo que hacemos y eso hace nos impliquemos en cada nuevo proyecto como si fuese único. El respeto por mantener el origen del mueble es máximo, así, siempre intentamos, salvo peticiones del cliente, guardar la línea que tenía el mueble en su creación, restaurando todo lo que concierne a la tapicería, desde muelles y crin, hasta interiores de almohadones, ya sean plumas, espumas... Nuestro compromiso con ello, nos obliga además, a hacer algunos trabajos de carpintería, tales como encolados, cambios de listones y escuadras, encerados de madera, etc… siempre, sin llegar a ser una restauración completa, pero sí, un adecentado del mueble en un alto nivel. Fabricamos además, armazones para sofás con medidas especiales, a partir de las ideas de nuestros clientes, y adaptando cada labor al entorno donde tenga que permanecer. Así pues, nace tapiceando, con ánimo de compartir parte de nuestro tiempo con los demás, y además, descubrir y descubrirnos ante quienes puedan tener tanta o más curiosidad hacia el mundo del mueble como la que a nosotros nos caracteriza.

domingo, 6 de mayo de 2012

Sillon moderno con restauración de brazos de madera


 El trabajo interesante que realizamos en estos sillones, diría fue el rescatar el color natural de la madera, eliminando el rojo fuerte caoba por un caoba más natural y por supuesto mucho más acorde con la tela con la que tapizamos las piezas.



Por lo demás, cambiamos todo el interior de las piezas dado su mal estado, renovando cinchas y espumas. Aunque no tomamos fotos de la reconstrucción del interior por la necesidad de arañar algo de tiempo para la entrega, detallamos cual fie el proceso de tal trabajo. Utilizamos cincha elástica enea de alta calidad, con espuma de densidad suave, tanto para el asiento (30 kg) como para el respaldo (25 Kg) cubierta con fibra de 160.  



   Con los brazos tuvimos que decaparlos, lo cual no fue una tarea facil dada la gruesa capa de barniz con la que enterraron la madera, con lo que ademas de decapar tuvimos que utilizar la lija en algunos rincones de dificil acceso. Y ya con los brazos preparados procedimos al encerado de la pieza, dando las capas pertienentes hasta que obtuvimos el tono deseado.







Y ya con los brazos encerados y los armazones tapizados procedimos al montaje de las piezas cuidando todos los detalles del estilo original. Cabe destacar que la textura del tejido ayudo mucho al tapizado y acabado del mueble, con lo que pudimos facilmente dar un acabado que las piezas requerían por su elegancia y originalidad.


 
 Y ya con todo esto, dejamos acabadas las piezas con un resultado que a todos nos gustó, además de por el trabajo realizado, por la muy acertada elección de la tela, que por supuesto fue la clienta quién tuvo el gusto y tomo la decisión.









   Un saludo a todos, y hasta la próxima!

4 comentarios:

Renovando dijo...

Menudo trabajazo,impecable.

tapi.tica dijo...

Muchas gracias Renovando!!!!, la verdad que si quedaron muy bien!!


Un saludo!!

Misterio Tuyo dijo...

Muy buena la restauración...

Un beso.

Kata dijo...

Muchas gracias Misterio... un placer verte por aquí tambien!


Feliz noche.

Un saludo!